mundo de sensaciones

Consejos para mantener la casa limpia conviviendo con un perro

Cuando tienes mascotas mantener la casa limpia supone un esfuerzo extra. Te contamos la mejor forma de tener tu casa libre de olores y pelos de mascota.
Familia
Los amantes de los animales lo tienen claro: no hay un compañero más noble y fiel que una mascota, y aún más si hablamos de los perros. Si has tenido un perro alguna vez sabes lo gratificante que resulta poder contar siempre con ese gran amigo que nunca te falla.

Aunque en ocasiones la convivencia no resulta tan sencilla como nos gustaría, principalmente por cuestiones de limpieza e higiene. Un perro y un apartamento pequeño son dos conceptos que no parecen congeniar del todo bien. Por muy educado que esté nuestro amigo, hay algo que aunque quiera, sabemos que no puede evitar, y no es otra cosa que ensuciar y llenarlo todo de pelos.  

A veces puede llegar a resultar realmente desesperante el ver cómo pese a que te esfuerzas día a día en frotar y cepillar sillones, sillas y cojines, el sofá, etc. los pelos siguen ahí. Ya podemos esmerarnos en barrer hasta el último rincón de la casa o menear el plumero como auténticos luchadores de esgrima, que al llegar la mañana siguiente, los pelos vuelven a aparecer.  

El problema es aún mayor para las personas alérgicas o con problemas respiratorios. El pelaje de los animales no sólo termina por cubrir tus muebles y sillones, sino que además, también se traslada al ambiente del hogar. Piensa además en que cada vez que sacas a tu perro a dar un paseo, su pelo tiende a impregnarse de suciedad, ácaros y otras bacterias, que terminan flotando por tu hogar casi sin darte cuenta, convirtiéndolo en un nido de gérmenes, y esto es precisamente lo que puede llegar a provocar problemas de salud e infecciones respiratorias en las personas.

Si a todo esto, le sumamos el fuerte olor a perro con el que seguramente tengas que luchar a diario, la convivencia se hace cada vez más difícil, llegando incluso a tornarse en desesperante en los casos de animales con más cantidad de pelaje. Las sillas, el sofá, la mesa y hasta tu cama… No hay lugar en la casa que no termine lleno de pelos, ¿verdad? ¡Te contamos nuestro truco!

Las aspiradoras para pelos de perros, la solución para los hogares con mascotas

Cuántas veces te has preguntado cómo quitar el olor a perro de tu casa, ¿verdad? Pues la próxima vez que recibas invitados ya no tendrás excusa para recibirles en un ambiente fresco y agradable. ¡Bastará con pasar el aspirador!

La solución pasa por las conocidas como aspiradoras para mascotas, como Kobold Aspirador Multisuperficies VK200 y su Cepillo de Textiles PB440.  Gracias a su ambientador Dovina ubicado en el canal de aspiración de Kobold y a que el aire aspirado sale hasta 1.000 veces más limpio, es capaz de terminar con ese aroma a perro tan característico que suele terminar por impregnar todo tu hogar. Además, con Kobold Cepillo de Textiles podrás realizar el mantenimiento diario de todo tipo de textiles, tejidos y tapizados para eliminar los pelos de tu mascota en segundos de sillas, sillones, sofás, camas y textiles como abrigos, cortinas, etc.

En sólo unos minutos, podrás llegar a eliminar el pelo y el olor de cualquier rincón de la casa. Además, gracias a sus múltiples accesorios, por fin sabrás como quitar el olor a perro y todos los pelos de los tapizados y tejidos más delicados de tu mobiliario, incluso en los rincones de más difícil acceso. Se trata del método más efectivo, rápido e higiénico, ya que es capaz incluso de eliminar las bacterias y gérmenes propias de este tipo de suciedad, y que estos queden no en el depósito de suciedad que luego tengas que limpiar manualmente, sino en la bolsa del aspirador que se deshecha de forma rápida y muy higiénica.

Parece que por fin podrás convivir felizmente con tu mascota sin tener que acordarnos de ella cada vez que te sientes cómodamente a ver una peli en el sofá o en cada estornudo provocado por el pelo que inunda la casa. Aunque nadie podrá evitar que se te siga acercando en busca de caricias. Y es que afortunadamente, ¡hay cosas que no cambiarán nunca!

Reserva ya tu demo