mundo de sensaciones

Cinco mitos sobre limpieza de ventanas, cristales y espejos

La limpieza de los cristales y de los espejos de una casa es uno aspectos más tediosos de las tareas del hogar, pero a la par, nos encanta disfrutarlos relucientes e impecables. Descubre 5 grandes mitos sobre esta tarea del hogar.
Conocimiento
Somos muchos los que disfrutamos y nos relajamos mirando por la ventana. Nos encanta también la calidez que aporta la luz a nuestro hogar a lo largo de todo el año. Pero para ello, es imprescindible tener los cristales limpios y no siempre es fácil (ni mucho menos, rápido) mantenerlos impecables. Por otro lado, están los espejos: en el baño, el recibidor, dormitorios… las casas de hoy día, gracias a las revistas de decoración, están llenas de ellos porque funcionan muy bien para dar mayor sensación de espacio en nuestros hogares. Pero, ¿de dónde sacar el tiempo para limpiarlos? Es el momento en el que mucha gente teclea en Internet “cómo limpiar cristales” o “limpiar espejos fácilmente”. Hoy te traemos 5 mitos sobre cómo afrontar esta tarea para confirmarlos o desmentirlos.

MITO Nº1: MEJOR NO LIMPIES LOS CRISTALES DE TUS VENTANAS CUANDO HAGA SOL.

Verdadero. (Lo sabemos… ¡es increíble que sea cierto!). Como es lógico, no vamos a hacerlo con mal tiempo, pero es mejor aprovechar cuando no dé el sol o haga mucho calor porque puede hacer que el agua se evapore o se seque demasiado rápido y queden marcas.

MITO Nº2: UN DETERGENTE LIMPIACRISTALES MANTIENE LOS CRISTALES LIMPIOS

Verdadero y falso. Es verdad que ciertos limpiacristales pueden alejar determinado tipo de suciedad como el polvo durante más tiempo, pero es falso que los mantengan limpios porque hay suciedad que no repele (por ejemplo cuando llueve, salpicaduras de grifos en espejos, etc.). Lo único que permite mantener los cristales limpios a lo largo del tiempo es limpiarlos de forma habitual, y para ello, lo mejor es contar con un aliado como Kobold Limpiacristales VG100, ya que permite humedecer, limpiar y secar cristales y espejos en una sola pasada y sin esfuerzo.

MITO Nº3: ES MÁS RÁPIDO SI LIMPIAS CON AGUA CALIENTE 

Falso. Si utilizas agua excesivamente caliente, el producto de limpieza puede evaporarse y por tanto, es como si solo utilizaras agua por lo que no quedarían limpios y tendrías que volver a empezar. Es recomendable que el agua esté templada.

MITO Nº 4: SON NECESARIAS AL MENOS TRES PASOS PARA LIMPIAR CRISTALES Y ESPEJOS 

Falso. Si bien es cierto que la forma tradicional de limpiar los cristales ha sido siempre distribuir el líquido limpiacristales, pasar el paño para que arrastre la suciedad y seque, hoy día hay productos como Kobold Limpiacristales VG100 que permiten simplificar los 3 pasos en uno solo al humedecer, limpiar y secar en una sola pasada.

MITO Nº5: LO MEJOR PARA DEJAR LOS CRISTALES BRILLANTES ES EL PAPEL DE PERIÓDICO 

Falso. Si bien es cierto que el papel de periódico puede absorber muy bien el agua sobrante, también puede ocurrir que la tinta deje marcas, por lo que puede ser que acabe causándote más esfuerzo todavía. Hay otros trucos, como los filtros de café, pero no eliminan realmente la suciedad. El mejor tejido para atrapar y retener la suciedad es la microfibra.

Reserva ya tu demo